LA NECESIDAD DEL PODEROSO ESPÍRITU DE DIOS EN LA HUMANIDAD.

Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; más si me fuere, os lo enviaré. Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. De pecado, por cuanto no creen en mí; de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado. Juan 16:7-11.

Reflexión:
En la actualidad mucho creyente no opera con el espíritu de Dios. Esto pasa porque sencillamente no saben quién es ni que contiene. Su manifestación llega solamente cuando el corazón de la persona está dispuesto a recibir a Jesucristo como su único señor y salvador y a dejarse guiar por el Espíritu Santo. Jesús dijo: Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. Juan 16:13-14. Muchos son llenos del Espíritu Santo, pero no caminan con su poder, porque una cosa es recibir llenura y otra es operar bajo el poder de Dios el cual solo el Espíritu de Dios tiene. Para tener acceso al Poder del Espíritu Santo se debe pagar un precio el cual muy pocos quieren pagar. La muerte a los conceptos, pensamientos, opiniones, conocimientos, orgullo, ego de sí mismo es un precio muy doloroso que todo ser humano debe pagar para caminar en el poder del Espíritu Santo. Jesús lo pagó en 40 días que estuvo sin comer en el desierto. Escrito esta: Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor. Lucas 4:14. Los pocos hombres y mujeres de Dios que han accesado a este poder se dejaron guiar por el espíritu Santo como Jesús lo hizo y le dieron muerte a su carnalidad pecaminosa la cual impedía la manifestación del poder de Dios en ellos. El ayuno y la oración es algo que te da poder porque te hace morir a la carnalidad adámica y diabólica que habita en ti. y el espíritu de Dios no habita en cuerpos contaminados. Solo cuando te dejas guiar por el Espíritu Santo no solo recibes dones, también recibes su poder. Jesús dijo: pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. Hechos 1:8. Cuando las manifestaciones del poder de Dios son evidentes en las personas es porque traen el gobierno de Dios a la tierra. Jesús dijo: Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios. Mateo 12:28. Es lamentable que tantas personas en el mundo vivan marginadas, endemoniadas, perdidas en las drogas, alcohol, prostitución, homosexualismo, delincuencia, y toda clase de maldiciones que los llevaran a la tumba y a una muerte eterna, cuando solo por medio de Jesucristo tenemos el acceso a tan maravillosa salvación y poder el cual solo Dios da a los que le aman en espíritu y en verdad. Jesús dijo: Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. Juan 4:23-24. Muchos siguen a los hombres que portan el poder de Dios en vez de seguir al dueño y dador del poder el cual es Jesucristo. Jesús dijo: Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber. Juan 16:15. También dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14:6. El acceso al poder de Dios es más que un don de milagros, más que un hablar en lenguas, más que una profecía o visión, es una vida en santidad y abnegación a sí mismos, es obediencia, comunión he intimidad con nuestro creador a través del Espíritu Santo el cual Jesucristo envía a todo aquel que le recibe. Por eso las personas que manejan el poder del Espíritu Santo son las que siempre reflejan su fruto, el cual es: Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Gálatas 5:22-23. ¿Qué fruto refleja tu vida diaria, el de la carne o el del Espíritu Santo? Dios te bendiga.

Oración de hoy:
Amado Dios padre celestial y divino, en esta hora te doy gracias por permitirme un día más de vida acompañado de tu presencia. Señor en el nombre de Jesucristo te pido que derrames más de tu espíritu sobre nosotros tus hijos, haznos entender, comprender y obedecer tu voz cuando nos hables a través de tú palabra o de algún mensajero tuyo. Pon en mí el querer como el hacer por tu buena voluntad para seguir fiel todos tus principios. Te pido que nunca apartes de mí tu rostro ni me quites tu Santo Espíritu. Que tu espíritu noble siempre me sustente. Llévame por delicados pastos y hazme abundar más en amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza. Hoy doblego mi voluntad completamente a ti. quiero morir al yo, a mi ego, a mis pensamientos y razonamientos adamicos y carnales los cuales me separan de ti. renuévame el entendimiento para poder comprender tu buena voluntad la cual es agradable y perfecta para mi vida. Dame un día de victorias totales y bendiciones abundantes. Guíame a través de tu Santo Espíritu en ayunos y oración para poder caminar en tu poder y establecer en mi completamente la mente de Cristo Jesús, mi Rey Señor y Salvador. De quien soy y a quien sirvo y serviré por siempre. Amén, Amén y Amén.

Escrita por:
Estivenson Navarro.
Inspirada por:
El Espíritu Santo.