CONOCIENDO EL DEMONIO DE PROSTITUCIÓN Y SUS CARACTERÍSTICAS

Porque así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo te entrego en mano de aquellos que aborreciste, en mano de aquellos de los cuales se hastió tu alma; los cuales procederán contigo con odio, y tomarán todo el fruto de tu labor, y te dejarán desnuda y descubierta; y se descubrirá la inmundicia de tus fornicaciones, y tu lujuria y tu prostitución. Ezequiel 23:28-29.

Reflexión:
El espíritu de prostitución hoy en día esta regado en la mayoría de la población humana y ha tocado la iglesia de Jesucristo. Un espíritu de prostitución no es solo aquel que fornica con varias personas; es aquel que se vende al mejor postor por un beneficio personal, económico o placentero. El espíritu de prostitución es siempre infiel, primeramente, a Dios, a su pareja, a su hogar, a su trabajo, y a todo lo que se le presenta en la vida. Este tipo de personas no son confiables para nadie, ni siquiera para el diablo; este tipo de personas siempre tienen a Dios en su contra. Escrito esta: Y lo vio Jehová, y se encendió en ira por el menosprecio de sus hijos y de sus hijas. Y dijo: Esconderé de ellos mi rostro, Veré cuál será su fin; Porque son una generación perversa, Hijos infieles. Ellos me movieron a celos con lo que no es Dios; Me provocaron a ira con sus ídolos; Yo también los moveré a celos con un pueblo que no es pueblo, Los provocaré a ira con una nación insensata. Porque fuego se ha encendido en mi ira, Y arderá hasta las profundidades del Seol; Devorará la tierra y sus frutos, Y abrasará los fundamentos de los montes. Yo amontonaré males sobre ellos; Emplearé en ellos mis saetas. Consumidos serán de hambre, y devorados de fiebre ardiente. Y de peste amarga; Diente de fieras enviaré también sobre ellos, Con veneno de serpientes de la tierra. Por fuera desolará la espada, Y dentro de las cámaras el espanto; Así al joven como a la doncella, Al niño de pecho como al hombre cano. Deuteronomio 32:19-25. Los que son manejados por el espíritu de prostitución siempre le son infiel a Dios; nunca sacan en el día una o dos horas para la oración y comunión con el padre celestial; cuando cada día necesitamos de su gracia y favor para enfrentar las situaciones y conflictos que este mundo trae: este tipo de personas siempre quiere hacer las cosas en sus fuerzas, viven empeñadas en acumular riquezas y en los placeres de este mundo; por eso muchas situaciones, enfermedades, dificultades y otros problemas no tienen respuesta en sus vidas: Dios dijo: Yo amo á los que me aman; Y me hallan los que madrugando me buscan. Proverbios 8:17. También dijo: Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Jeremías 33:3. Los infieles no diezman, no ofrendan, no dan primicias, por eso nunca tienen el sistema financiero del reino de los cielos a su favor y su prosperidad no es integral, si tienen dinero no tienen salud, si tienen dinero y salud su hogar y sus hijos están perdidos en la droga, el homosexualismo o la prostitución, o le toca trabajar mucho para conseguir el sustento diario. Escrito esta: sino que el lugar que Jehová vuestro Dios escogiere de entre todas vuestras tribus, para poner allí su nombre para su habitación, ése buscaréis, y allá iréis. Y allí llevaréis vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, y la ofrenda elevada de vuestras manos, vuestros votos, vuestras ofrendas voluntarias, y las primicias de vuestras vacas y de vuestras ovejas; y comeréis allí delante de Jehová vuestro Dios, y os alegraréis, vosotros y vuestras familias, en toda obra de vuestras manos en la cual Jehová tu Dios te hubiere bendecido. Deuteronomio 12:5-7. Recuerda que Dios nunca pide sin antes dar. El espíritu de prostitución lleva a la descendencia de la persona a un estado degenerativo por causa de la maldición que opera en el linaje de sangre. Dios dijo: No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen. Éxodo 20:3-5. Todo espíritu de prostitución lleva a la persona a adorar el dios que más le convenga, por eso muchos hoy son cristianos y mañana son católicos, hoy siguen a Jesucristo y mañana a Mahoma, hoy están bajo la gracia de Dios y mañana bajo la maldición de la ley, hoy van a la iglesia y mañana las veras consultando el horóscopo, brujo o chaman. Entregan su alma y cuerpo al mejor postor. A este tipo de personas Dios les dijo: Y los que de vosotros escaparen se acordarán de mí entre las naciones en las cuales serán cautivos; porque yo me quebranté a causa de su corazón fornicario que se apartó de mí, y a causa de sus ojos que fornicaron tras sus ídolos; y se avergonzarán de sí mismos, a causa de los males que hicieron en todas sus abominaciones. Y sabrán que yo soy Jehová; no en vano dije que les había de hacer este mal. Ezequiel 6:9-10. El espíritu de prostitución también se encuentra en personas que hablan bien de alguien cuando lo tienen de frente, pero al dar la espalda hablan mal de la misma persona. Nunca caminan en el amor de Dios, siempre están manifestando la naturaleza adámica, caída, carnal y diabólica la cual les hace separarse de la gracia de Dios en sus vidas. Muchos se creen muy espirituales pero el fruto de su vida habla de lo que son. Jesús dijo: Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis. Mateo 7:15-20. Cuando el espíritu de prostitución entra en los hogares, cualquier miembro de la pareja se aleja con otra persona abandonando su familia, por placeres diferentes. Nunca les importan los hijos, el hogar y sacan el cuerpo en la primera dificultad. Así mismo hay hijos que abandona a los padres por otros placeres y conveniencias, perdiendo la bendición que hay en la promesa que dice: Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra. Efesios 6:2-3. ¿Conoces personas con estas características? si es así ora por ellas para que Dios las libere de esa condición, y pídele al todo poderoso que ese espíritu nunca te toque a ti. Dios te bendiga.

Oración de hoy:
Amado Dios padre celestial y eterno, en esta hora te doy gracias por permitirme un día más de vida, acompañado de tu preciosa presencia. Dios de gloria, redentor mío. Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad, Y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí. Contra ti, contra ti solo he pecado, Y he hecho lo malo delante de tus ojos; Para que seas reconocido justo en tu palabra, Y tenido por puro en tu juicio Hoy me postro ante ti con temor y temblor, humillado y reconociendo que te he sido infiel, que a veces me he creído muy espiritual, pero que en mi religiosidad me he engañado y he sido falso ante tus ojos. Y he comprendido que tu no moras en la hipocresía, en el adulterio sea cualquiera que sea su manifestación, ni en la religiosidad la cual proviene de las tinieblas, ni en doctrinas de hombres las cuales llevan a la perdición a las almas de los que no te conocen: tú o mi Santo no quieres sacrificio, que yo lo daría; No quieres holocausto. Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios. Ayúdame a ser fiel como lo fue y lo es mi rey señor y salvador Jesucristo, a estar conectado a ti siempre y en todo lugar. Que todo espíritu de prostitución, deslealtad, inconsecuencia, fornicación sean derribados en mi vida y en la de mis hermanos, hijos y pareja, renuncio a ellos y los hecho fuera de mi vida en el nombre de Jesús. Porque todo aquel que se limpie y se aleje de estas cosas, será instrumento para honra a Dios, santificado, útil al Señor Jesucristo, y podrá vivir dispuesto para toda buena obra. Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad de su evangelio la cual es Jesucristo el rey. Señor declaro con mi boca creyendo en mi corazón que hoy comienza una semana de bendiciones sobrenaturales, que lo que no vi la semana pasada lo veré en esta, que tus palabras permanecerán en mí y yo en ti, que seré cabeza y no cola, que toda deuda será cancelada por la fuerza de tu Santo Espíritu, en el nombre de Jesucristo pido que a partir de hoy tu Dios mio renuevas mis fuerzas, mi fe, mi amor, mi paciencia, me das más mansedumbre, más gozo, más paz, y más templanza, las cuales son el fruto de tu Santo Espíritu. Hoy seré bendito en la ciudad y bendito en el campo, y ninguna arma forjada prosperara contra mí, porque me someteré a la ley del espíritu y no a la ley de la carne, así como se sometió mi señor, rey y salvador Jesucristo, quien me hizo más que vencedor. De él soy y a él sirvo y serviré por siempre. Amén, Amén y Amén.

Escrita por:
Estivenson Navarro.
Inspirada por:
El Espíritu Santo.